sábado, junio 24, 2006



Conspiración para derribar Torre Sears: Cunde temor en EE.UU. ante amenaza de terroristas locales TOM BALDWIN y DANIEL McGRORY



Grupo de siete sujetos fue detenido tras ser infiltrado por un agente del FBI que se hizo pasar por miembro de Al Qaeda.
TOM BALDWIN y DANIEL McGRORYThe TimesLa advertencia en Estados Unidos ayer fue que el país enfrentaba una nueva amenaza "terrorista local" después que el FBI arrestó a siete hombres acusados de conspirar con Al Qaeda e intentar hacer volar la Torre Sears de Chicago.También se les acusa de apoyar atentados contra la sede de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) en Miami.Se dice que la supuesta célula terrorista, que se hacía llamar "Mares de David", se reunía en una bodega en un barrio de Miami, donde se vestían con turbantes y enteramente de negro mientras realizaban ejercicios de entrenamiento "estilo militar".Aunque las autoridades encargadas de la aplicación de la ley reconocieron que los planes de la célula tenían más que ver con "una aspiración que con un operativo real", el grupo, cinco ciudadanos estadounidenses y dos inmigrantes haitianos, había estado en contacto con un agente del FBI que se hizo pasar como miembro de Al Qaeda.De acuerdo con una acusación federal, ellos prometieron "matar a todos los demonios que podamos" a través de un atentado explosivo contra la Torre Sears de 110 pisos, el rascacielos más alto de Estados Unidos, y edificios de gobierno.Un de los hombres, identificado como Narseal Batiste, empezó a reclutar y a entrenar a los otros en noviembre "para la misión de librar una guerra contra Estados Unidos".En diciembre se supone que él conoció al agente encubierto del FBI -de quien creía era un contacto de Al Qaeda- y le solicitó chalecos antibalas, ametralladoras, radios, vehículos y 50 mil dólares para ataques islamistas destinados a ser "tan buenos o más grandes que los del 11-S".Un portavoz de la policía dijo, no obstante, que los planes terroristas no habían sobrepasado la fase inicial y que el grupo no tenía material explosivo para realizar los atentados.Alberto Gonzales, secretario de Justicia, dijo ayer en una conferencia de prensa: "Eran personas que sea por la razón que fuere llegaron a ver a su país natal como un enemigo". Y agregó que eran ejemplos de un fenómeno local, el cual, como ya se había visto en Londres y Madrid, "tal vez resulte ser tan peligroso como aquellos grupos iguales a Al Qaeda".Robert Mueller, director del FBI, también citó los ataques en Londres del año pasado, cuando advirtió al país que se preparara para un enemigo que proviene de "nuestras propias calles".En un discurso en Cleveland, el personero señaló que se estaba reclutando a radicales islámicos como terroristas en las cárceles, escuelas y universidades y en los 5 a 6 mil sitios web extremistas en internet. Informó que se habían disuelto células en Lackawanna, Nueva York, Portland, Oregon, Torrance, California y ahora en Miami."The Times" se enteró que las entidades de inteligencia estadounidenses han empezado en forma rutinaria a colocar micrófonos en mezquitas y centros islámicos para descubrir a los extremistas locales.También el FBI ha enviado a una cantidad de agentes encubiertos y ha pagado a informantes para que se infiltren en mezquitas militantes, en donde, según se informa, jóvenes musulmanes han estado formando sus propias células terroristas.



2 comentarios:

abrecrombie dijo...

http://abrecrombie.blogspot.com/
ahi esta la direccion del blog, igual no hay mucho, lo hice ayer.
Pancha

Gandalf dijo...

Hola, mxo tiempo que no hablaba contigo...q conste q no me he olvidado de ti...me parece super buna iniciativa tu blog...espero sigas adelante con el...un beso...adios...

Pd: deja la desilusion a un lado...